Artículos etiquetados como: cultura

La magia del Diwali o “El Festival de las Luces”

Luces en las ventanas, en las puertas, en las calles, en las plazas e incluso en los ríos, brindan un increíble espectáculo para cualquier persona que visite la India para la llegada del año nuevo. Esta celebración es conocida como Diwali o “El Festival de las Luces”, y consiste en cinco noches de fiesta, significación religiosa y alegría.

Durante estos días la gente estrena ropa nueva, elegante y colorida, comparten distintos tipos de dulces, prenden inciensos y hacen explotar petardos y fuegos artificiales a lo largo de la ciudad, iluminando el cielo con decenas de colores, en un impresionante espectáculo.

Este evento reúne diversas conmemoraciones religiosas, como por ejemplo, el regreso del príncipe Rama a la ciudad de Ayodhya, luego de su victoria sobre Ravaṇa, el rey de los demonios. Según cuenta este pasaje, los habitantes de la ciudad adornaron las murallas y techos de sus casas con lámparas, para que Rama pudiera encontrar el camino de regreso. Así comenzó la tradición de encender la mayor cantidad de luces durante la noche.

Sin embargo, la protagonista de esta fecha es la diosa Lakshmí, consorte eterna del dios Visnú, diosa de la belleza y de la buena suerte. Para adorarla, en la gran mayoría de los hogares se instala un altar con su imagen, a la que se le ofrece flores, incienso y monedas, mientras se recita el mantra correspondiente.

Tradiciones y costumbres

En esta fecha es común que se limpien y pinten las casas con especial atención para recibir el año nuevo.​ También lo es celebrar cada día con ricas comidas compuestas por sabrosos platos y hacer ofrendas de frutas, arroz con leche y flores, a las personas cercanas y parientes.

Además cada integrante de la familia ordena sus cuentas, paga sus deudas y se reconcilia con sus enemigos o con las personas con las que han tenido conflictos, ya que la diosa Lakshmí favorecerá de forma especial a quienes lo hagan.

Esta fiesta trata principalmente de pasar el día en familia, pero el verdadero espectáculo se ofrece durante las noches, cuando se abren todas las ventanas y las puertas de las casas y se instalan lámparas de aceite o velas en cada una de ellas, a la espera de la visita de Lakshmí. En dicho momento las familias recitan mantras para que la diosa entre al hogar y su bendición perdure para el resto del año.

También se lanzan barcos de papel o lamparillas encendidas a los ríos sagrados. Cuenta esta tradición que entre más lejos lleguen, mayor será la felicidad en el año venidero. Además cuando sale el sol, es ritual lavarse la cabeza en estos mismos ríos para purificar el espíritu.

Esta fiesta simbólica representa la necesidad de la humanidad de avanzar hacia la luz de la verdad, es decir, obtener la victoria del dharma (la virtud) por sobre el adharma (falta de virtud). Es una celebración que brinda esperanza, alegría y unión frente al nuevo año, y que conecta a sus habitantes con sus raíces y tradiciones religiosas.

 

¿Qué se celebra cada día? ¡Aquí te contamos!:

Día 1, Vasu Baras: La “limpieza de Primavera” se lleva a cabo.

Día 2, Dhan Teras: Se instalan las lámparas de aceite (diyas) en las casas.

Día 3, Chaturdashi: Es el principal día de la fiesta. Las familias se reúnen  para rezar a la diosa Lakshmí, antes de la fiesta y los fuegos artificiales.

Día 4, Lakshmi Puja: El inicio del nuevo año hindú. Amigos y familiares se reúnen para intercambiar regalos y los mejores deseos para el nuevo año que está ya sobre ellos.

Día 5, Govardhan Puja: Los hermanos visitan a las hermanas, donde son recibidos con amor y una comida extravagante.

Artículos etiquetados como: cultura

La magia del Diwali o “El Festival de las Luces”

Está claro que en todas las culturas del mundo existen distintas costumbres y variadas normas de comportamiento al momento de sentarse a la mesa a comer. En la India estas reglas son sumamente estrictas, no sólo en casa, sino también en restaurantes y otros espacios públicos para comer.

La primera regla y la más importante es: no uses cubiertos, usa las manos. Ten presente que los indios consideran que la comida es divina, una forma de venerar a los dioses y una actividad para reconfortar el alma. Por lo tanto, hay que disfrutar este momento sagrado con todos los sentidos: el gusto, el olfato, la vista y el tacto son igualmente importantes al momento de comer.

Pero partamos desde el principio. Lo primero que debes hacer al llegar, tengas compañía o no, es quitarte los zapatos con la mano izquierda. ¿Por qué específicamente con esta mano? Simple, porque SIEMPRE se come con la mano derecha. De hecho la mano izquierda es considerada impura y vulgar, y sólo puedes usarla si hay cubiertos en la mesa, que por cierto son poco comunes.

Ahora bien, si estás acompañado o eres invitado, ten presente que la comida se ubica al centro de los participantes y se comparte. Esto también proviene de la tradición Hindú; Antiguamente los indios comían sentados en el piso y los alimentos se servían sobre una hoja de plátano, llamada “vazhaillai”.

Si la idea de usar las manos y compartir la comida no te agrada, no te preocupes, porque la higiene también es sumamente importante y estricta. Recuerda siempre tener las manos limpias y las uñas cortas. Además, ten presente que nunca debes usar el dedo índice (el dedo impuro de la mano pura), sólo puedes usar los otros cuatro dedos restantes.

Después de disfrutar de unos ricos platos y bebidas de la gastronomía hindú, cuando la comida haya terminado, lo primero que tienes que hacer es lavarte las manos. Al hacerlo, te recomendamos no tomar agua, sino tomar saunf (anís), que además de ser un buen digestivo, refresca el aliento.

Como último consejo, te contamos que si te encuentras en un restaurant y estás invitando, debes pagar la cuenta usando la mano derecha. Esto también se debe a reglas de higiene y costumbre.

Si sigues estos consejos básicos de etiqueta india, sin duda podrás disfrutar de una increíble comida y te destacarás por un buen comportamiento en la mesa. Recuerda, no te pongas nervioso, agradece por la comida y si tienes alguna duda, es mejor preguntar con anticipación a equivocarse.